Omega3 vegetal

En este artículo voy a intentar explicar por qué se habla tanto del omega3 y de sus derivados EPA y DHA, así que vamos allá:

1.- El omega3, junto con el omega6, es una grasa esencial, es decir, que debe ingerirse con la dieta por qué nuestro organismo no la puede sintetizar.

2.- A partir de estos ácidos grasos se originan otros ácidos grasos cuya acción es importante en nuestro organismo. Concretamente, a partir del omega6 se originan varios compuestos, de los cuales uno tiene es fuertemente pro-inflamatorio, mientras que del omega3 se originan otros, entre los tenemos que están el EPA y el DHA.

  • El EPA actúa como anti-inflamatorio. Puesto que en la dieta occidental y en el patrón vegano hay un exceso de omega6 (lo que favorecería la instauración de cuadros inflamatorios a largo plazo) hay que asegurarse fuentes de omega3.
  • El DHA es fundamental para el sistema nervioso, el cerebro y la retina. Por ejemplo, el 60% del cerebro son lípidos (es como se llaman las grasas dentro del organismo) y concretamente el 15% es DHA. En el embarazo y en la lactancia esta grasa es fundamental para el desarrollo del feto y del niño.

¿Dónde se encuentra el omega3?

Necesitamos consumir a diario alimentos con mucho omega3 y poco omega6, como las semillas de chía o lino trituradas, las nueces y los aceites derivados, los cuales deben consumirse preferentemente en crudo.

El aceite de oliva virgen extra contiene poco omega3 y omega6, siendo las variedades Picual y Cornicabra las que presentan una mayor concentración de omega3.

Las algas contienen directamente EPA y DHA (de ahí que también los peces los contengan) pero en cantidades muy pequeñas.

Al mismo tiempo podemos limitar el nuestro consumo diario grasas con mucho omega6 y poco omega3, como los aceites de maíz y girasol.

¿Y los suplementos?

No es imprescindible tomarlos, pero si económicamente te lo puedes permitir compra de vez en cuando suplementos de EPA y DHA vegetal.