Diabetes Mellitus

Es una enfermedad caracterizada por la falta, parcial o total, de insulina o de sensibilidad hacia la misma. Hay diferentes tipos de diabetes y cada una requiere un seguimiento médico específico.

Se trata de una patología metabólica, es decir, que afecta al funcionamiento de varios órganos en el corto o largo plazo y está fuertemente condicionada por la pauta dietética. Por ello el seguimiento del patrón nutricional correcto es imprescindible para evitar la aparición de malestar y  de sus indeseables efectos secundarios.

Lograr un estricto control de los valores de glucosa en sangre no es tarea sencilla, pues la dieta no es el único factor en juego. El paciente diabético debe recibir educación nutricional: por una parte debe controlar la ingesta de hidratos de carbono, pero además debe saberlo combinar con las proteínas y las grasas pues todo influye en valor de glucosa en sangre.  También debe controlar de manera especial la cantidad y calidad de las grasas que se ingieren.

Los factores que influyen directamente en el control de la glucemia (glucosa en sangre) son:

  • La dieta
  • El peso
  • El ejercicio
  • El tratamiento farmacológico