La vitamina B12

El vegano y el vegetariano deben suplementarse con vitamina B12.

La forma química debe ser Cianocobalamina. Hay otras cobalaminas disponibles pero esta es la más estudiada y económica. La dosis recomendada es de 1.000 ug dos veces/semana o 2.000 ug/semana. La absorción de este suplemento es directa y su exceso es eliminado por el organismo.

Para conocer con precisión su estado deberíamos medir el ácido metil-malónico, la vitamina B12 y la homocisteína, El primero nos indica un déficit temprano de B12 y la homocisteína un déficit instaurado, aunque su valor también puede alterarse por otros déficits o en determinadas patologías. Este control es el que se prescribe, por ejemplo, en Alemania.

La medición de vitamina B12 por sí sola puede ser insuficiente pues en esta medición se incluyen otros análogos de la B12. En la sanidad pública española, por el momento, solo se analiza la B12.

Es importante evitar su déficit pues genera anemia megaloblástica e importantes trastornos neurológicos.